De las técnicas anteriormente descritas me llamaron atención Monkey testing, ADB Input y BDD, estas tres técnicas se ejecutan a través de la terminal con comandos de tipo adb shell en el caso de la primera y la segunda, la tercera a hace uso de la gema (ruby) android-calabash, lo que buscaba con la herramienta es ofrecer una experiencia similar (guardando las proporciones) de lo que ofrece servicios como firabase test Lab y AWS Device Farm, la cual consiste en pedir la APK y seleccionar los dispositivos a probar.
Con el advenimiento de la automatización del desarrollo de software, se hizo patente que necesitaríamos más que un simple usuario beta para lograr alcanzar las normas internacionales “de madurez”. Necesitamos un usuario beta programador, es decir, una persona que tenga la capacidad de “hablar” diversos lenguajes de programación como base y que luego escoja las herramientas de prueba más adecuadas en cada caso, a fin de automatizar las pruebas de software para mantenerse al día con el desarrollo continuo de software.
La automatización es uno de los temas del momento. Ya os lo contamos cuando hablamos acerca de las tendencias tecnológicas más relevantes de nuestros tiempos, pero hoy nos centramos en el testing automation. Y lo primero que hay que decir al respecto, es que la automatización de pruebas de software no garantiza la calidad del software. ¿Sorprendido? Entonces recuerda que la calidad de software va mucho más allá del testing. Cuando hablamos de calidad de software hemos de tener en cuenta tres núcleos: la calidad del proceso de creación de código, la calidad del producto en sí, y la calidad del equipo que lo desarrolla. Sin metodologías ágiles en el proceso, y un equipo de trabajo motivado, la calidad del producto en sí, aquello que parcialmente mides con el testing, se ve mermado. El testing es imprescindible para conseguir una buena calidad del software, sí, pero el testing solo mide software en ejecución. Además todos sabemos que el hecho de que el software funcione no significa necesariamente que esté bien construido La calidad del software engloba un conjunto de factores y como tal, cada uno de estos factores es imprescindible para el conjunto, pero no determina el umbral de calidad por sí solo. Así que hoy, nos centramos en una de esas pequeñas partes imprescindibles para el resto – la automatización de pruebas – pero sin olvidarnos que necesitará de sus compañeros de viaje para funcionar como se espera.

Por su parte en CICE , escuela especializada en formación en nuevas tecnologías de la información hablan de otras herramientas útiles, aunque no gratuitas, como BuzzMonitor , con soluciones que abarcan desde la monitorización de una marca o cualquier tema en las redes sociales usando términos, geolocalización o mediante el perfil de usuario, social analytics o identificación de influencers entre muchos otros, brandwatch, para conocer lo que piensan los consumidores de tu marca, o Meltwater , una plataforma de marketing que ofrece soluciones de monitoreo, interacción y análisis de medios sociales.

Principalmente, porque la interfaz de usuario es la parte más propensa a cambios de toda la aplicación, y para automatizar pruebas y tener fiabilidad sobre lo que estamos ejecutando necesitamos cierta estabilidad: un cambio en la interfaz podría hacer fallar la prueba automática, y en ese caso, tendríamos que readaptarla para que volviera a funcionar.
• La solución única. A algunos de nosotros nos gusta pensar que nuestra función es la más importante en la compañía. Sin embargo, tenemos que observar nuestro trabajo como una pieza más en el ecosistema de la empresa. Esto nos facilita analizar cómo nuestra labor complementa y asiste a otras áreas. Somos más valiosos como parte integral de la empresa que como un elemento aislado de la misma.

ubot

×