Esto depende del tipo de prueba, para las pruebas de tipo ADB y monkey testing depende del número de eventos a realizar, para el caso de las pruebas de de tipo BDD — Calabash la configuración del proyecto toma algunos segundos, luego depende del número de pasos que contenga el archivo .features, además Calabash tiene una serie de timers, los cuales esperan hasta que se cumpla una condición.
Dadas las características de la automatización de pruebas funcionales que hemos descrito podemos deducir que no siempre y para todo sirven. Las pruebas están diseñadas para funcionalidades concretas - fueron pensadas para agilizar una parte del proyecto, no para gestionar toda la calidad del código (sí volvemos a la idea inicial). Por eso encontramos y encontraremos detractores de la automatización. Tenemos que ir con cuidado con el testing automation: es un arma de doble filo y como tal hay que saber usarla. Entonces, ¿qué casos de prueba se deberían automatizar?
Entornos a certificar: para valorar este punto, tambien se debe tener en cuenta el anterior. Es posible que las pruebas a realizar en una aplicación sea necesario ejecutarlas sobre diferentes entornos de despliegue (distintos navegadores, servidores de aplicaciones, versiones de software). En este caso aunque el numero de pruebas sea reducido (y pueda pensarse que no es optimo automatizarlas), se debe repetir varias veces su ejecución por lo que puede compensar su automatización.
Cambios previstos en la aplicación: No es aconsejable realizar la automatización cuando se prevén cambios ya que la vida de la prueba automatizada es muy corta. El objetivo al automatizar una prueba es que tenga una vida de varias ejecuciones, para que el tiempo invertido en la automatización sea rentable frente al tiempo ganado a la hora de ejecutar las pruebas manualmente.
Uno de los hechos más conocidos sobre los defectos del software es que cuanto más tarden en ser detectados, más caro saldrá corregirlos. Aunque la investigación puede variar en cuanto a la proporción exacta de su impacto en los costos, la regla general es 1:10:100. Es decir, si arreglar un defecto cuesta una unidad (hora, dólar, etc.) en fase de requerimientos y diseño, costará 10 unidades en la fase de prueba (sistema/aceptación) y más de 100 veces en producción. Estos costos pueden ser atribuidos a la pérdida de ingresos y clientes, fraude, malas relaciones públicas y demandas, entre otras cosas.
Capers Jones, en su libro de estimación de costos de software, menciona que las pruebas  de funcionalidad, regresión y rendimiento son comúnmente apresuradas (o incluso omitidas) por presiones de tiempo. Esto resulta en sistemas con baja calidad. ¿Alguna vez te has visto en la necesidad de apurar u omitir alguna de estas pruebas? ¡Por supuesto que sí! Es una práctica común en los proyectos de desarrollo.

Merece la pena añadir a estas herramientas otras que nos ayuden a organizar mejor el correo, como Unroll.Me, para olvidarte del correo basura. “Ahora Google ha lanzado la competencia a Mailbox, que se llama Inbox. Son fantásticas para una gestión eficiente del email personal. Unrol.Me es, sencillamente, buenísima. No es un gestor de correo como las otras, sirve para ver a qué estás suscrito, darte de baja fácilmente de las que no te interesen y agrupar las otras en un mismo email”, dice Emilio Rodríguez.
Mire y aprenda cómo la configuración de varias capas de CA Agile Requirements Designer puede ayudarlo a crear y mantener scripts de automatización de pruebas en varios lenguajes a la vez. Vea cómo los fragmentos de código automáticos se superponen directamente en un modelo de los requisitos, junto con potentes funciones de datos y terminales virtuales. Y cómo los scripts de prueba, los datos y los activos virtuales se pueden generar al mismo tiempo, y se actualizan automáticamente cuando cambian los requisitos.
“Son herramientas muy útiles en su versión gratuita, de hecho la principal limitación de Zoho CRM sin pago es que sólo permite el acceso a tres usuarios distintos dentro de la empresa, lo que para una pyme suele ser suficiente. En el caso de Openbravo, al ser software libre, el problema puede venir, como con cualquier solución open source (código abierto), en que hay que tener ciertos conocimientos técnicos para ponerlas a funcionar. Por eso, aunque Openbravo sea gratuito, si no tienes conocimientos técnicos debes valorar si te compensa contratar a alguien que instale y configure Openbravo para ajustarlo a las necesidades específicas de la empresa”, explica José Carlos Cortizo, CMO de BrainSins .
×