La interacción con el software. Aquí es donde entra la computación en la nube, que nos permite el almacenamiento remoto de la información y el acceso a la misma desde dondequiera que estemos, y el modelo de Software as a Service (SaaS), que no requiere la costosa compra e instalación de software en las computadoras de la empresa, sino solo una suscripción y el pago por utilización.


• Capacidad para aplicar pruebas complicadas. Algunos tipos de prueba son difíciles de aplicar o muy complicadas de ejecutar de manera manual; entre esta rama podemos encontrar aquellas en las que es necesario el acceso a la base de datos para verificar que la información del sistema sea correcta, o tal vez sea preciso hacer cálculos manuales para verificar la validez de los resultados arrojados por el sistema. Muchas herramientas de automatización proporcionan estas funcionalidades. Además, los sistemas de automatización nos pueden auxiliar a introducir grandes cantidades de información, configurar la versión de prueba de la base de datos, y generar información aleatoria entre otras cosas.
Otra duda razonable. Si existen herramientas todo en uno, ¿merece la pena escoger una más completa o las buscamos por especialidades? “Depende de las necesidades de la empresa. Para muchas, un software integrado que incluya funcionalidades de CRM y de ERP puede ser más que suficiente. Ahora bien, hay empresas donde alguna de estas partes cobra mucha importancia y necesitan un software específico. Por ejemplo, en retailers, el ERP es fundamental para gestionar bien el stock, las necesidades de compra, etc.”, explica José Carlos Cortizo.
“Son herramientas muy útiles en su versión gratuita, de hecho la principal limitación de Zoho CRM sin pago es que sólo permite el acceso a tres usuarios distintos dentro de la empresa, lo que para una pyme suele ser suficiente. En el caso de Openbravo, al ser software libre, el problema puede venir, como con cualquier solución open source (código abierto), en que hay que tener ciertos conocimientos técnicos para ponerlas a funcionar. Por eso, aunque Openbravo sea gratuito, si no tienes conocimientos técnicos debes valorar si te compensa contratar a alguien que instale y configure Openbravo para ajustarlo a las necesidades específicas de la empresa”, explica José Carlos Cortizo, CMO de BrainSins .
×