Jenkins es una herramienta para iniciar pruebas continuas y construir la integración a través de la automatización. Proporciona una forma poderosa de administrar los cambios de código, las pruebas y el ciclo de vida del despliegue, junto con la administración de releases, acelerando el ciclo de vida general del desarrollo del software. Hoy en día, Jenkins ofrece soporte para más de 1.200 plugins que le permiten integrarse con cualquier tecnología.
Aparte de los software para negocios simples y complicados existen los diseñados a medida que son desarrollados  para determinados tipos de empresas. Hay muchas empresas que tienen necesidades más específicas o dueños de negocios que tienen una preferencia en cuanto a la forma en que quieren que su software  ofrezca opciones para trabajar y consultar. Software que van desde la simple reunión de información hasta un amplio control de múltiples empresas y al ajuste especifico para una necesidad de cada área. Mejorando sus procesos e integraciones.
Este recurso debería estar dedicado al 100% a los proyectos que lo requieran, pero periódicamente debería rotar dentro del equipo e invertir tiempo en formarse y participar en actividades de I+D para aprender a utilizar nuevas tecnologías. Si el Ingeniero de Automatización está asignado a un proyecto largo que no incluye formación, hay un riesgo muy alto de que este recurso tenga conocimientos obsoletos cuando finalice su proyecto. Entonces, la inversión en formación necesaria para volver a disponer de un recurso valioso podría ser demasiado alta.
Selenium es un conjunto de diferentes herramientas de software, cada una con un enfoque diferente, para apoyar la automatización de pruebas. La mayoría de los ingenieros de QA de Selenium se centran en una o dos herramientas que satisfacen más las necesidades de su proyecto, sin embargo, aprender todas las herramientas aportará opciones diferentes para abordar distintos problemas de automatización de pruebas. 
Dadas las características de la automatización de pruebas funcionales que hemos descrito podemos deducir que no siempre y para todo sirven. Las pruebas están diseñadas para funcionalidades concretas - fueron pensadas para agilizar una parte del proyecto, no para gestionar toda la calidad del código (sí volvemos a la idea inicial). Por eso encontramos y encontraremos detractores de la automatización. Tenemos que ir con cuidado con el testing automation: es un arma de doble filo y como tal hay que saber usarla. Entonces, ¿qué casos de prueba se deberían automatizar?
En estos tiempos de metodologías ágiles, testear nuestras aplicaciones cobra cada vez más importancia. Cuando definimos el desarrollo de una tarea marcamos una serie de requisitos que debe cumplir, con ello podemos crear nuestros casos de uso. Probar que cumple esas especificaciones es una tarea engorrosa pero para automatizar ese proceso han surgido diversas herramientas tanto para probar el código como la interfaz.
Esto depende del tipo de prueba, para las pruebas de tipo ADB y monkey testing depende del número de eventos a realizar, para el caso de las pruebas de de tipo BDD — Calabash la configuración del proyecto toma algunos segundos, luego depende del número de pasos que contenga el archivo .features, además Calabash tiene una serie de timers, los cuales esperan hasta que se cumpla una condición.
×