La automatización es uno de los temas del momento. Ya os lo contamos cuando hablamos acerca de las tendencias tecnológicas más relevantes de nuestros tiempos, pero hoy nos centramos en el testing automation. Y lo primero que hay que decir al respecto, es que la automatización de pruebas de software no garantiza la calidad del software. ¿Sorprendido? Entonces recuerda que la calidad de software va mucho más allá del testing. Cuando hablamos de calidad de software hemos de tener en cuenta tres núcleos: la calidad del proceso de creación de código, la calidad del producto en sí, y la calidad del equipo que lo desarrolla. Sin metodologías ágiles en el proceso, y un equipo de trabajo motivado, la calidad del producto en sí, aquello que parcialmente mides con el testing, se ve mermado. El testing es imprescindible para conseguir una buena calidad del software, sí, pero el testing solo mide software en ejecución. Además todos sabemos que el hecho de que el software funcione no significa necesariamente que esté bien construido La calidad del software engloba un conjunto de factores y como tal, cada uno de estos factores es imprescindible para el conjunto, pero no determina el umbral de calidad por sí solo. Así que hoy, nos centramos en una de esas pequeñas partes imprescindibles para el resto – la automatización de pruebas – pero sin olvidarnos que necesitará de sus compañeros de viaje para funcionar como se espera.
• La solución única. A algunos de nosotros nos gusta pensar que nuestra función es la más importante en la compañía. Sin embargo, tenemos que observar nuestro trabajo como una pieza más en el ecosistema de la empresa. Esto nos facilita analizar cómo nuestra labor complementa y asiste a otras áreas. Somos más valiosos como parte integral de la empresa que como un elemento aislado de la misma.

ubot

×