La automatización de pruebas es la práctica que permite controlar la ejecución de un producto software de manera automática, comparando los resultados obtenidos con los resultados esperados. Esta práctica permite no solo realizar pruebas repetitivas dentro de un proceso sino probar ejecuciones que manualmente serían difíciles de controlar. Sin embargo, la automatización de pruebas funcionales, no tiene como objetivo eliminar el testing manual, sino ayudarlo y complementarlo. Si automatizamos aquello que puede ser automatizado, entonces los testers tendrán más tiempo y podrán centrar sus esfuerzos en resolver los aspectos más complejos que se le escapan a la automatización de pruebas unitarias o repetitivas. En palabras de Alexandra Blasco: “la automatización consiste en la construcción de un conjunto de scripts reutilizables, con los que podemos aumentar drásticamente la capacidad de testear software en lo que respecta a pruebas de regresión antes y después de la publicación de una nueva versión. Dichos scripts se ajustan a cada funcionalidad y nos aportan una información del impacto de los cambios realizados”.
Para aumentar la conversión una vez que has conseguido tráfico se encuentran Search console , que exige el registro previo para su uso. Se trata de una aplicación web gratuita que sirve para saber cuáles son las consultas que hacen tus clientes y aquellos contenidos que más les interesan. Por otro lado, Hotjar te ayuda a conocer el comportamiento del cliente en tu página web, cuanto tiempo permanece, hasta dónde está viendo y qué aspectos tienes que mejorar o potenciar.
Muchas herramientas de automatización de pruebas proveen características para grabar y reproducir acciones del usuario para posteriormente ejecutarlas un número indefinido de veces, comparando resultados obtenidos con resultados esperados. La ventaja de ésta aproximación a la automatización es que requiere de menos desarrollo de software, sin embargo el confiar en éstas características del software lo hace menos confiable en la medida que muchas veces dependen de la etiqueta o posición del elemento de interfaz, y, al cambiar, el caso de prueba debe ser adaptado al cambio o probablemente fallar. Una variante de estas pruebas es la prueba de sistemas basados en la web en las que la herramienta de prueba ejecuta acciones sobre el navegador e interpreta el HTML resultante. Una variación más es la automatización sin scripts, que no usa grabación y reproducción de acciones sino que construye un modelo de la Aplicación Bajo Prueba ABP (AUT en sus siglas en inglés) que permite a la persona que prueba ("tester") que cree pruebas simplemente editando parámetros y condiciones.
Como podéis imaginar, habrá decenas de herramientas para pruebas software, de las que he querido destacar en esta lista tres: Selenium, Jmeter y Testlink. ¿Por qué estas tres? Porque son herramientas para pruebas software, son de software libre y son de las más usadas en proyectos. Las dos primeras, Selenium y Jmeter, trabajan en la automatización de las pruebas funcionales, la tercera, Testlink, en la gestión de los casos de prueba. Aquí os dejo un breve resumen de estas herramientas para pruebas software.
SonarQube excede el concepto de ‘herramienta’ tal y como lo hemos utilizado en este artículo. Sonarqube es una plataforma que nos va a permitir valorar la calidad del código de una manera objetiva. SonarQube comenzó analizando únicamente Java, pero con el pasar del tiempo ha ido creciendo y actualmente soporta más de 20 lenguajes de programación (C#, C/C++, PL/SQL, Cobol y ABAP entre otros).
El término engloba una amplia variedad de aplicaciones informáticas que incluyen desde programas de contabilidad y de ofimática, hasta sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), pasando por programas de gestión de clientes (CRM) y de recursos humanos, así como programas de administración de la cadena de suministros (SCM), etc. Con estos se suele incluir un servicio para dar soporte técnico a las empresas que los usan, como también orientarlas en problemas y dar soluciones, según los protocolos de cada distribuidor.

ubots

×