Uno de los hechos más conocidos sobre los defectos del software es que cuanto más tarden en ser detectados, más caro saldrá corregirlos. Aunque la investigación puede variar en cuanto a la proporción exacta de su impacto en los costos, la regla general es 1:10:100. Es decir, si arreglar un defecto cuesta una unidad (hora, dólar, etc.) en fase de requerimientos y diseño, costará 10 unidades en la fase de prueba (sistema/aceptación) y más de 100 veces en producción. Estos costos pueden ser atribuidos a la pérdida de ingresos y clientes, fraude, malas relaciones públicas y demandas, entre otras cosas.
• La solución única. A algunos de nosotros nos gusta pensar que nuestra función es la más importante en la compañía. Sin embargo, tenemos que observar nuestro trabajo como una pieza más en el ecosistema de la empresa. Esto nos facilita analizar cómo nuestra labor complementa y asiste a otras áreas. Somos más valiosos como parte integral de la empresa que como un elemento aislado de la misma.

ubot

×