En cumplimiento de dichas normativas, le informamos de que puede revocar en cualquier momento el consentimiento para la recepción de nuestro servicio de información, enviando un e-mail a dpo@panel.es o bien haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de cualquier correo electrónico que le enviemos. Nunca venderemos su información y siempre la trataremos con respeto.
“Micro Focus”®, una empresa fundada en 1976 por Brian Reynolds en el Reino Unido, lanzó en 1998 esta herramienta que aún utiliza tecnología “noventera”: VBScripting. Es software privativo que se ejecuta en “Microsoft Windows”® (GNU/Linux había sido lanzado hace apenas 4 años y aún le faltaba mucho camino por recorrer), pero no subestimemos a esta empresa por ello, al contrario, se ha modernizado de acuerdo al paso del tiempo. En ese mismo año, “Micro Focus”® adquiere Intersolv®, en 2009 adquiere la legendaria Borland® y en 2014 adquiere “Atachmate Group”®, quienes a su vez eran propietarios de Novell®, NetIQ®, y SUSE®. ¡A menos que hayan vivido en una caverna, por lo menos una de esas empresas deben conocer! Para la guinda del pastel, en 2017 se fusionó con “HP Enterprise”®, división que atiende sólo necesidades de software para empresas. ¡Todo un gigante y con muchas libras esterlinas en su haber!

Entornos a certificar: para valorar este punto, tambien se debe tener en cuenta el anterior. Es posible que las pruebas a realizar en una aplicación sea necesario ejecutarlas sobre diferentes entornos de despliegue (distintos navegadores, servidores de aplicaciones, versiones de software). En este caso aunque el numero de pruebas sea reducido (y pueda pensarse que no es optimo automatizarlas), se debe repetir varias veces su ejecución por lo que puede compensar su automatización.


Un proyecto de automatización de pruebas incluye el desarrollo de la suite de automatización, así como su utilización y mantenimiento. La utilización de la metodología TAKT de SOGETI no implica el uso de una herramienta de testing concreta, sino que, su implementación puede realizarse partiendo de herramientas ya presentes en su organización, lo que evitará una nueva inversión.
Con el advenimiento de la automatización del desarrollo de software, se hizo patente que necesitaríamos más que un simple usuario beta para lograr alcanzar las normas internacionales “de madurez”. Necesitamos un usuario beta programador, es decir, una persona que tenga la capacidad de “hablar” diversos lenguajes de programación como base y que luego escoja las herramientas de prueba más adecuadas en cada caso, a fin de automatizar las pruebas de software para mantenerse al día con el desarrollo continuo de software.
En el proceso de búsqueda y elección de un software empresarial quizás nos centramos en buscar funcionalidades demasiado complejas. Sin pasar por alto la importancia de los software que nos ofrecen multitud de funcionalidades, tenemos que centrarnos en el grado de sencillez y usabilidad de éste.  Un programa de manejo sencillo nos permitirá ahorrar gran cantidad de tiempo y recursos en la fase de implantación.
“Son herramientas muy útiles en su versión gratuita, de hecho la principal limitación de Zoho CRM sin pago es que sólo permite el acceso a tres usuarios distintos dentro de la empresa, lo que para una pyme suele ser suficiente. En el caso de Openbravo, al ser software libre, el problema puede venir, como con cualquier solución open source (código abierto), en que hay que tener ciertos conocimientos técnicos para ponerlas a funcionar. Por eso, aunque Openbravo sea gratuito, si no tienes conocimientos técnicos debes valorar si te compensa contratar a alguien que instale y configure Openbravo para ajustarlo a las necesidades específicas de la empresa”, explica José Carlos Cortizo, CMO de BrainSins .
×