Durante más de 10 años, Recursos para Pymes ha ayudado a infinidad de emprendedores a conseguir más resultados. Han sido miles de clientes, decenas de miles de usuarios y amigos, millones de visitantes. Este es, simplemente, un regalo para ayudar a todos aquellos que empiezan la aventura de emprender. Si sirve, entonces el objetivo está cumplido. Y ya está. Creemos que, de vez en cuando, uno ha de dar, hacer algo bueno sin más.
Con el advenimiento de la automatización del desarrollo de software, se hizo patente que necesitaríamos más que un simple usuario beta para lograr alcanzar las normas internacionales “de madurez”. Necesitamos un usuario beta programador, es decir, una persona que tenga la capacidad de “hablar” diversos lenguajes de programación como base y que luego escoja las herramientas de prueba más adecuadas en cada caso, a fin de automatizar las pruebas de software para mantenerse al día con el desarrollo continuo de software.
Según mi punto de vista, todos los profesionales de calidad deberían formar parte del mismo equipo dentro de la empresa, a no ser que esta tuviera varias líneas de negocio extremadamente distintas. En cuanto a las personas especializadas en automatización de pruebas, estas deberían considerarse como un equipo autónomo incluido dentro del equipo de Testing. Esto ocurre debido a que las características de los procesos de automatización no son las mismas si las comparamos con las actividades de los Testers, Test Leads y Test Managers encargados de gestionar las pruebas manuales.
sistemas que se desarrollan en la actualidad siguen presentando fallos en su ejecución, dichos fallos tienen costos significativamente altos. El propósito general de evaluar sistemas es localizar la mayor cantidad de fallos posibles para corregirlos. De acuerdo al estándar IEEE 1633-2008 (Norman F. Schneidewind, 2008), un fallo es una condición accidental que hace que una unidad funcional falle al ejecutar su función requerida. La funcionalidad del sistema queda establecida desde la etapa de análisis y especificación de requerimientos del proceso de desarrollo de software. La importancia de un buen proceso de evaluación se debe a que si no se realizan las pruebas de forma pertinente y adecuada, es imposible asegurar que un producto de software cumple con la funcionalidad de acuerdo a las especificaciones establecidas en relación con los requerimientos del sistema. Sin embargo el número de pruebas que se realizan para localizar y corregir fallos presenta una tendencia exponencial (Jelinski, 1972). Durante la etapa de pruebas, se tienen dos enfoques que son de gran importancia para lograr identificar los fallos existentes en un sistema, estos son la Verificación y Validación. Durante la Verificación se determina si el sistema o una parte de él operan de una manera satisfactoria. Bajo el enfoque de Validación se determina si un sistema o parte de él satisface los requerimientos establecidos por el cliente. Así esta fase del proceso de desarrollo es una forma de medir y mejorar la confiabilidad de software. Este artículo está organizado de la siguiente forma, en la sección 2 se presenta el marco teórico en donde el concepto de confiabilidad de software es abordado. En la sección 3 se describen algunas herramientas de evaluación de sistemas orientados a objetos. En la sección 4 se presenta la propuesta del presente trabajo. Finalmente en la sección 4 se exponen algunas conclusiones y el trabajo a futuro. Marco teórico La confiabilidad de software se define como la probabilidad que tiene un sistema de operar libre de fallos durante un tiempo determinado en un ambiente específico (Musa, 2004). Esta es un área de gran importancia en el proceso de desarrollo de software. En la actualidad la confiabilidad es un atributo de calidad que se exige en el desarrollo de cualquier aplicación de software. Cuando las aplicaciones de software carecen de confiabilidad se tienen consecuencias económicas, políticas y sociales. Para tener niveles adecuados de confiabilidad es necesario evaluar al sistema en cuestión, localizar y corregir la mayor cantidad de fallos antes de que el producto final sea liberado. Pruebas de software La fase de pruebas es una tarea que consume muchos recursos. Para ejecutar esta fase en la práctica las organizaciones que desarrollan software asignan un grupo de evaluadores físicos, los cuales realizan este proceso de forma manual en un lapso de varios meses e incluso años. Este enfoque consume mucho tiempo y conlleva altos costos. Para lograr una cobertura adecuada en la evaluación del sistema en cuestión, es necesario: seleccionar los datos de prueba, las variables del entorno de evaluación, determinar el número de pruebas y el tiempo asignado para este proceso. En la ejecución de la cobertura de evaluación, algunos autores desarrollan modelos de predecibilidad apoyados de métricas de software (Basili, 1996). Para optimizar los recursos que son empleados en la ejecución de miles o millones de pruebas es adecuado utilizar instrumentos de evaluación (Ragab, 2010). Se han realizado algunas propuestas para evaluar sistemas en Internet, entre estas propuestas esta (Davila-Nicanor, 2005), en donde se desarrolló un herramienta la cual automatiza la ejecución de las pruebas, reduciendo el tiempo proyectado para la ejecución de 5000 pruebas funcionales de 4 años a tan solo 6 horas. En la evaluación dinámica de un sistema de software, muchos autores se han enfocado principalmente en 2 tipos de pruebas: las pruebas unitarias y las pruebas de integración. Una cantidad importante de trabajos se han enfocado a pruebas unitarias. Mientras que en pruebas integrales existe una menor incidencia de trabajos. Es importante resaltar que para este último enfoque el contexto de operación es determinante, tal es el caso del lenguaje Java, en el cual las clausulas más importantes se resuelven a tiempo de ejecución, un ejemplo de ello son aspectos como el polimorfismo y la herencia. Pruebas Unitarias Durante la fase de pruebas, el proceso de evaluación tiene dos aspectos importantes, el primero está orientado al desarrollo de pruebas unitarias o modulares. Estas pruebas se basan en comprobar unidades individuales de código y determinar si estas cumplen con los requerimientos establecidos. Cuando hablamos de unidades nos referimos a secciones del código que pueden probarse de forma independiente. En un sistema orientado a
El término engloba una amplia variedad de aplicaciones informáticas que incluyen desde programas de contabilidad y de ofimática, hasta sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), pasando por programas de gestión de clientes (CRM) y de recursos humanos, así como programas de administración de la cadena de suministros (SCM), etc. Con estos se suele incluir un servicio para dar soporte técnico a las empresas que los usan, como también orientarlas en problemas y dar soluciones, según los protocolos de cada distribuidor.

ubots

×