La pregunta del millón - ¿qué herramientas utilizo para automatizar pruebas funcionales de software? – no tiene una respuesta sencilla. Son tantas las variables y aspectos a tener en cuenta para elegir las herramientas adecuadas que sería difícil realizar un listado. Dependerá de la funcionalidad, del tipo de aplicación, del lenguaje, del sistema de trabajo… Sin embargo, aquí te dejamos un listado que consideramos bastante completo, pero, nuestra recomendación en este aspecto es clara: antes de invertir en una herramienta de testeo de software, sea para automatizar o no, consulta a un experto en calidad de software. Ninguna herramienta, por muy buena que sea, puede hacer magia. Recuerda que el testing es una pequeña, pero indispensable parte de un conjunto, por lo que no puedes tratarlo por separado, ni desintegrarlo del resto de factores que influyen en la calidad de tu software.
Se trata de un sistema tan fácil de emplear y tan versátil, que puede hacer accesibles todos los métricos de negocios importantes con tan solo hacer un clic. Mediante la adición de métricas, gráficos, eventos de calendario, listas de tareas, presupuestos, entre otros detalles, al tablero de mandos, se puede personalizar al sistema para que muestre exactamente la información que el usuario necesita. Las soluciones de gestión mediante software de pequeñas empresas no tienen restricciones con respecto a las herramientas que pueden utilizarse, ya que esto depende completamente de las necesidades y preferencias de la empresa.
Hablábamos hace unas semanas, en el post de una lista de herramientas de calidad software imprescindibles, sobre como en estos años se ha disparado el número de herramientas para el control de la calidad software. En aquel post hablamos de herramientas de calidad software “estáticas” (es decir, analizan sin ejecutar el software) y de “caja blanca” (analizan en base al código fuente). Y nos quedó pendiente mencionar otro grupo de herramientas de calidad software: las herramientas para pruebas software, de caja negra.
El término engloba una amplia variedad de aplicaciones informáticas que incluyen desde programas de contabilidad y de ofimática, hasta sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), pasando por programas de gestión de clientes (CRM) y de recursos humanos, así como programas de administración de la cadena de suministros (SCM), etc. Con estos se suele incluir un servicio para dar soporte técnico a las empresas que los usan, como también orientarlas en problemas y dar soluciones, según los protocolos de cada distribuidor.

ubots

×