Muchas herramientas de automatización de pruebas proveen características para grabar y reproducir acciones del usuario para posteriormente ejecutarlas un número indefinido de veces, comparando resultados obtenidos con resultados esperados. La ventaja de ésta aproximación a la automatización es que requiere de menos desarrollo de software, sin embargo el confiar en éstas características del software lo hace menos confiable en la medida que muchas veces dependen de la etiqueta o posición del elemento de interfaz, y, al cambiar, el caso de prueba debe ser adaptado al cambio o probablemente fallar. Una variante de estas pruebas es la prueba de sistemas basados en la web en las que la herramienta de prueba ejecuta acciones sobre el navegador e interpreta el HTML resultante. Una variación más es la automatización sin scripts, que no usa grabación y reproducción de acciones sino que construye un modelo de la Aplicación Bajo Prueba ABP (AUT en sus siglas en inglés) que permite a la persona que prueba ("tester") que cree pruebas simplemente editando parámetros y condiciones.
Un proyecto de automatización de pruebas incluye el desarrollo de la suite de automatización, así como su utilización y mantenimiento. La utilización de la metodología TAKT de SOGETI no implica el uso de una herramienta de testing concreta, sino que, su implementación puede realizarse partiendo de herramientas ya presentes en su organización, lo que evitará una nueva inversión.

Los productos de software están constituidos por diferentes componentes. En las pruebas de unidad, cada uno de estos elementos es probado por separado, de manera que se identifican errores de lógica y algoritmos de forma individual. Esto permite validar más detalladamente las funcionalidades del aplicativo, por lo que la identificación y solución de errores será más ágil y precisa.


¿Cómo sabes que el sistema funciona? Una respuesta común a esta pregunta es “porque el equipo de testing le echó un vistazo”.  El problema viene al tener que determinar la extensión y profundidad de las pruebas realizadas. Si eres afortunado y trabajas en una empresa con buenos procesos, podrás acreditar lo probado a través de una lista de casos de prueba. Si trabajas en una empresa de clase mundial, entonces hay una gran posibilidad de que tengas la fortuna de tener a tu disposición herramientas para la gestión y automatización de pruebas.De acuerdo con Elfriede Dustin, las herramientas de automatización de pruebas consolidan y mejoran la efectividad de las pruebas siempre y cuando se manejen las expectativas, se entiendan las herramientas, y se seleccione una herramienta compatible con el ambiente de programación. Si necesitas probar un sistema no trivial que conste de algo más que unas cuantas pantallas y reportes, entonces es muy posible que por medio de pruebas manuales no logres realizar todas las pruebas que necesitas para verificar la calidad del sistema. Con la ayuda de herramientas de automatización puedes ejecutar más pruebas, lo cual se traduce en una mayor cobertura del sistema que se está probando.
“Son herramientas muy útiles en su versión gratuita, de hecho la principal limitación de Zoho CRM sin pago es que sólo permite el acceso a tres usuarios distintos dentro de la empresa, lo que para una pyme suele ser suficiente. En el caso de Openbravo, al ser software libre, el problema puede venir, como con cualquier solución open source (código abierto), en que hay que tener ciertos conocimientos técnicos para ponerlas a funcionar. Por eso, aunque Openbravo sea gratuito, si no tienes conocimientos técnicos debes valorar si te compensa contratar a alguien que instale y configure Openbravo para ajustarlo a las necesidades específicas de la empresa”, explica José Carlos Cortizo, CMO de BrainSins .
×