Selenium es tan avanzado -se necesitan habilidades plenas de programador para utilizarlo- que se convirtió en plataforma de desarrollo para otras herramientas de prueba tales como Katalon Studio, Watir, Protractor, y Robot Framework. ¿Su desventaja? Mano de obra costosa: para instalarlo, programarlo y adecuarlo a las necesidades precisa personal altamente capacitado y difícil de conseguir. Para todo aquel al que le quede alguna duda acerca de nuestra afirmación, Selenium tiene su propio lenguaje de guiones llamado Selenese (inexplicablemente también usaron dicho nombre para el protocolo de “Selenium Remote Control”), así que bien podemos guardar, por compatibilidad, nuestros guiones en su lenguaje original soportado por Selenium o en su lenguaje específico Selenese. Los componentes de Selenium son: IDE, Client API, Remote Control, WebDriver y Grid. Admite integración con Jenkins y “Cruise Control”.


Después de haber hecho esta pequeña vista de águila sobre cómo podríamos organizar a nuestro equipo de automatización de pruebas sin cometer demasiados errores, considero que cualquier empresa es capaz de gestionar un equipo de automatización realmente eficiente. Lo más difícil es conseguir que el equipo interactúe de forma correcta con los proyectos existentes y nunca se olvide de nutrir periódicamente a sus recursos.
El término engloba una amplia variedad de aplicaciones informáticas que incluyen desde programas de contabilidad y de ofimática, hasta sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), pasando por programas de gestión de clientes (CRM) y de recursos humanos, así como programas de administración de la cadena de suministros (SCM), etc. Con estos se suele incluir un servicio para dar soporte técnico a las empresas que los usan, como también orientarlas en problemas y dar soluciones, según los protocolos de cada distribuidor.

ubots

×